Pueblos de artistas

Por diferentes partes del mundo existen pueblos que concentran a artistas de diferentes ramas.

Esto aporta varias ventajas:

1) Networking

Al igual que ocurre en el mundo de la tecnología con Silicon Valley o del cine con Hollywood si eres artista vivir en un pueblo de artistas te permite conectar con gente que comparte tu pasión por la creación.

2) Entorno creativo

La soledad, la calma y el silencio son elementos esenciales para la creatividad y es algo difícil de encontrar en las grandes ciudades.

Los retiros de escritura que se suelen realizar fuera de las ciudades son un ejemplo de ello.

Algunos pueblos de artistas:

Torralba de Ribota

Una asociación llamada “Pueblos en Arte” ha revitalizado este pequeño pueblo de Zaragoza poblando lo de artistas.

Olmeda de las fuentes

Olmeda de las fuentes es un pueblo en el que residen unos 15 pintores prestigiosos que han formado “la ruta de los pintores”

También hay musicos, actores, escultores…

Alboloduy

Alboloduy es un pueblo de Granada de apenas 600 habitantes en el que 1/4 de los mismos son musicos.

Carla Bayle

Carla Bayle es un pequeño pueblo situado en los Pirineos franceses con galerías de arte, bares de música en directo…

Todos los jueves en la plaza del pueblo invitan a artistas de fuera para que den un concierto.

Dafen

Dafen es un puebloen Shenzen (China) en el que todas sus calles están ocupadas por talleres y tiendas de pintura.

En Dafen trabajan casi 10.000 pintores reproduciendo a los grandes genios de la pintura. Los artistas elegidos son los mejores estudiantes de bellas artes de diferentes escuelas de China.

Damanhur

Damanhur es una comunidad autosuficiente en la que sus integrantes tienen una concepción artística de su vida:

Cultivar nuestras habilidades artísticas se considera un elemento importante en la formación de los damanhurianos. Algunos dedican más esfuerzo, tiempo y talento; otros lo viven más como afición. Lo importante es que todos reserven una pequeña parte de tiempo y de energía al artista interior.
Vivir con espíritu artístico permite añadir valor y significado a las acciones de cada día. Sobre todo, significa la constante superación del resultado anterior abriéndose a la intuición, a nuevas ideas y formas de vivir.
En Damanhur, la idea es que, de las muchas obras de arte, la más bella es la representada por los seres humanos. Vivir como un artista significa vivir con dedicación y espíritu creativo, imaginando y abriendo nuevas perspectivas, no sólo en el campo artístico sino en todas las áreas de la vida, para enriquecer la vida de los demás y la propia. Por esta razón, todos los damanhurianos se consideran artistas.
El espacio físico en el que vivimos es muy importante. La intención es crear lugares capaces de inspirar a todos, que hagan de atanor alquímico en el que el espíritu y la forma están unidos y los logros espirituales se manifiestan a través de la creatividad y la imaginación.
Damanhur en su conjunto puede considerarse una gran obra de arte.
Cada ciudadano recibe inspiración de los demás, y a su vez inspira a los demás. Cada uno es tanto protagonista como público, dependiendo del ámbito y del momento. El objetivo de crear arte es contar una historia hecha de pasión, compromiso, alegría y creatividad, que tiene lugar en el límite de la relación entre la dimensión humana y las demás formas de vida e inteligencia que nos rodean.

Además tienen una escuela en la que se da mucha importancia a la formación artística:

“En Damanhur, desarrollar la creatividad es una parte importante de la educación de nuestros hijos. En la escuela de Damanhur, la relación con el arte se cultiva en todas las edades, desde la guardería hasta los catorce años en la escuela secundaria. Después, van al instituto público de la zona, pero si lo desean continúan frecuentando los distintos laboratorios artísticos. A pequeños y jóvenes se les ofrecen las mismas experiencias que viven los adultos, adaptadas para hacerlas accesibles a las diferentes edades: la exploración de los propios talentos en todos los ámbitos, la integración de las expresiones creativas individuales en una obra colectiva, el uso de la fantasía para hacer frente a cualquier aspecto de la vida. A los alumnos de la escuela les gusta mucho esta inmersión en el arte. Observan, dibujan, crean formas con la arcilla y con materiales reciclados; aprenden a tocar un instrumento y a cantar, escriben poemas, representan las historias que inventan juntos a través del teatro, la música y la danza. Hacen todo de forma divertida, revelando aspectos de sí mismos que pueden manifestarse libremente a través del arte. A los educadores se les pide una formación artística y profesional y, por supuesto, la capacidad de enseñar de manera creativa, lo que no es difícil porque los niños son una inspiración extraordinaria.La mejor demostración del valor educativo del arte es cuando los chicos al crecer toman lo mejor de lo que han aprendido de sus educadores durante los años y cultivan autónomamente y con espíritu creativo lo que han aprendido. Por ejemplo, los hijos adolescentes y jóvenes adultos que viven juntos en Casa Ragazzi, también conocida como la comunidad Milte, han formado un grupo de música pop llamado I piedi di Troll (los Pies de Troll). Las canciones, escritas por ellos, arregladas y tocadas juntos, se han convertido en una de sus formas preferidas para expresar opiniones, sentimientos e ideas acerca de la vida.”

Worpswede

Worpswede, al norte de Alemania, es una colonia de artistas que surgió a finales del siglo XIX, con un pequeño grupo de escritores y pintores quee se establecieron en la localidad.

En la actualidad, este pueblo de artistas cuenta con unos 9.000 habitantes. En sus calles abundan los museos, las galerías y los talleres, y en él habitan más de un centenar de artistas entre músicos, pintores, escultores, fotógrafos, artesanos y grabadores que disfrutan de este rincón en plena naturaleza.

Favara

La ciudad italiana de Favara, en la provincial de Agrigento, sufrió el envejecimiento de su población hasta que, hace unos años, uno de sus habitantes, Andrea Bartoli, decidió revitalizarla en torno a las actividades artísticas. Así, con las residencias para artistas, museos y galerías este lugar volvió a la vida.

Nació así el Farm Cultural Park que ha atraído a artistas y turistas a la zona, en clara demostración de que hay otra forma de hacer las cosas y salvando una comunidad que estaba en peligro de desaparecer.

https://youtu.be/CzZFtYrnRhs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s