Críticas a PISA

PISA (Programme for International Student Assessment) es un informe elaborado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) cada 3 años que  consiste en la valoración y comparación internacional del alumnado de 15 años mediante la realización de exámenes en las áreas de Lectura, Matemáticas y Ciencias.

Aunque es la medida más conocida a nivel internacional para valorar la calidad de los sistemas educativas tiene muchos críticos. Estas son las principales críticas:

  • Trata de comprobar la adecuación de los futuros trabajadores a las exigencias del mercado y olvida otros aspectos importantes como creatividad, espíritu emprendedor desarrollo artístico, la reflexión crítica, la educación emocional, la participación cívica, etc .
  • Reduce el  imaginario colectivo acerca de lo que la educación es y debería ser“.Al medir sólo algunas capacidades, incentiva que la gente perciba que son las capacidades correctas a adquirir en la escuela.
  • Sólo contempla la educación como instrumento para el progreso económico. La OCDE es un organismo económico y por ello está sesgado está naturalmente sesgada a favor del papel económico de las escuela, olvidando la formación integral.
  • Mide capacidades muy generales que dependen de la experiencia acumulada en toda la vida del alumnado, desde su nacimiento. Por ello, como incluso reconoce PISA en sus propios textos “si un país puntúa más que otro no se puede inferir que sus escuelas sean más efectivas, pues el aprendizaje comienza antes de la escuela y tiene lugar en una diversidad de contextos institucionales y extraescolares”
  • Compare lo que no es comparable. Aplica pruebas estandarizadas a niños de 15 años indistintamente del curso en el que se encuentren, de los contenidos que hayan estudiado y de su nivel económico (No es lo mismo educar a jóvenes en situación de riesgo o con graves dificultades de aprendizaje que a estudiantes procedentes de las élites culturales de un país), del contexto cultural en el que se encuentran, etc.
  • Las preguntas y su dificultad son distintas.  PISA no utiliza preguntas del mismo nivel para cada país, ni hay un solo ítem que sea igual para todos los participantes.
  • El modelo que sigue está mal aplicado.Los técnicos de la OCDE utilizan un sistema basado en el modelo de Rasch que  sirve para estandarizar las respuestas a un cuestionario dado (los autores de PISA buscan así elaborar una versión plausible de las puntuaciones que los estudiantes de cada país habrían sacado si hubieran respondido a las mismas preguntas).Según explicó Kreiner en la revista británica Times Education Supplement, para que el modelo de Rasch funcionara correctamente, las preguntas de PISA deberían funcionar de la misma manera en todos los países participantes: deberían ser, en definitiva, igual de difíciles. Y no es así. Esto se conoce en estadística como un “funcionamiento diferencial de los ítems” (DIF, por sus siglas en inglés) y es un error con el que el modelo de Rasch no puede lidiar.
  • Incentiva las reformas educativas a corto plazo olvidando que los cambios en el campo educativo llevan mucho más que los tres años que separa una prueba de otra.

 

Más info:

PISA According to PISA

La inutilidad de PISA para las escuelas

Expertos aseguran que la OCDE y PISA están dañando la educación a nivel global

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s