Características del sistema educativo en Singapur

Cuando Singapur se independizó de Malasia en 1965 contaba con una  fuerza laboral mayormente pobre y poco calificada. Para salir de esta situación decidieron modernizar su sistema educativo y  para ello comenzaron a estudiar diversas teorías sobre educación, sintetizaron las ideas de Jean Piaget y Hebert Blumer y las plasmaron en libros que distribuyeron entre los pocos profesores que había en el país.

A día de hoy Singapur ocupa el primer puesto en el Informe PISA y es uno de los países que más gasta en educación. Estas son sus principales características:

 

Metodología

Potencia el pensamiento crítico y la creatividad

En el año 1997 lanzaron el programa ““Thinking School, Learning Nation”, que entre sus objetivos clave se encuentra “promover estrategias de aprendizaje crítico y creativo”.

Incorpora nuevas tecnologías

Singapur se ha propuesto compartirse en el país más inteligente del mundo convirtiéndose en un laboratorio de innovación donde la tecnología es esencial.

students2.jpg

En las escuelas los alumnos usan ordenadores, tablets, robots, impresoras 3D, drones, , etc. Además aprenden a programar  desde que tienen 6 años para desarrollar el “computational thinking“.

Enseñan bien matemáticas

El “método Singapur”  de enseñanza de matemáticas ha sido exportado a diferentes países por todo el mundo (incluido España) debido a su enorme eficacia (en el informe TIMSS los alumnos de Singapur obtuvieron 618 de 625 puntos).

Dicho método se caracteriza por:

  • Hacer de la resolución de problemas el foco del proceso.
  • Para enseñar cada concepto, se parte de representaciones concretas, pasando por ayudas pictóricas o imágenes, hasta llegar a lo abstracto o simbólico.
  • El currículo está organizado en espiral lo que significa que un contenido no se agota en una única oportunidad de aprendizaje, sino que el estudiante tiene varias oportunidades para estudiar un concepto.
  • Las actividades que se plantean tienen una variación sistemática en el nivel de complejidad. De tal forma que se establecen secuencias de actividades en las que se desarrollan estrategias de solución de forma progresiva.

Haz click aquí para conocer el “Método Singapur” en profundidad.

Independencia de las escuelas

Todas las escuelas se alían en unos objetivos nacionales comunes, pero se anima a cada escuela a que diseñe un sistema de enseñanza y aprendizaje propio que se adapte a sus estudiantes.

Objetivos

El sistema educativo  busca que cada estudiante es convierta en:

  • Una Persona segura de sí misma que tiene un fuerte sentido de lo correcto y lo incorrecto, es adaptable y flexible, se conoce a sí mismo, tiene discernimiento en el juicio, piensa de manera independiente y crítica, y se comunica de manera efectiva.
  • Un aprendiz autodirigído que asume la responsabilidad de su propio aprendizaje, que cuestiona, reflexiona y persevera en la búsqueda del aprendizaje.
  • Un contribuidoractivo que es capaz de trabajar eficazmente en equipo, tiene iniciativa, asume riesgos, es innovador y se esfuerza por la excelencia,
  • Un ciudadano preocupado que tiene sus raíces en Singapur, tiene una fuerte conciencia cívica, está informado y tiene un rol activo en mejorar las vidas de los que le rodean.

Profesores

  • Selección: son  seleccionados entre el tercio de notas más altas y, dentro de ese tercio, se escogen, después de una entrevista y un proceso de selección, a los que demuestran vocación docente y pasión.
  • Formación: todos son entrenados en el Instituto Nacional de Educación. Pueden seguir una carrera que los conduzca a ser directores de un colegio, maestros de clase o investigadores en educación. Una vez han terminado sus estudios, son derivados a un centro educativo, donde contarán con un mentor, un profesor con experiencia, que les guiará.
  • Salario: similar al de un ingeniero (unos 35.000 euros anuales) que se complementa con bonificaciones y beneficios en función del ranking que consiga la escuela, de los resultados de los alumnos y de la antigüedad.
  • Papel: El profesor ya no es transmisor de información, sino facilitador. Adrian Lim, director de un colegio, lo explica muy bien cuando dice: “los profesores no pueden pretender enseñar hoy del mismo modo que ellos fueron enseñados hace 20 años”. Añade que ha habido un gran cambio a ese respecto a partir de los años 90: “el alumno ya tiene la información, ese ya no es el papel del docente”. Ahora el profesor debe enseñar a los alumnos aspectos como: de dónde obtener la información, cómo sintetizarla, cómo discernir la información buena de la mala, entre otras cuestiones. Los docentes, prosigue, tienen que enganchar a los alumnos, adaptándose al mundo actual, a sus tecnologías y a los nuevos modos de aprender, así los alumnos avanzan.
  • Trabajo en equipo e investigación: de las 37 horas de trabajo de un profesor a la semana, solo unas diez o doce están dedicadas a la docencia. El resto de horas se dedican a la investigación metodológica y la colaboración entre compañeros, así como a una formación continua que se les ofrece en sus propios centros de trabajo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s