Contra los deberes

Razones para acabar con los deberes (o al menos  reducir su cantidad y aumentar su calidad):

  • Se mandan deberes por la ineficiencia del sistema educativo:“Si no se obligara a los niños a aprender cosas inútiles y sin sentido, entonces los deberes serían absolutamente innecesarios para el aprendizaje de las asignaturas ordinarias. Pero cuando se exige la acumulación de una gran cantidad de datos con poca o ninguna importancia para el niño, el aprendizaje es tan lento y costoso que el colegio se ve obligado a requerir la ayuda de casa para salír del lío que el propio colegio ha generado” Revista Parents, Noviembre 1937
  • Provocan trastornos psicológicos como ansiedad, depresión y angustia.
  • Distancian a los hijos de sus padres (porque tienen que dedicar mucho tiempo a hacerlos) y generan conflictos con ellos (porque los propios padres no saben resolverlos).
  • Restan tiempo para dedicar a otras actividades (leer por placer, hacer amigos, disfrutar de su familia,descansar…).
  • Acaban con la curiosidad porque la mayoría de los niños odian los deberes.  Sin embargo, cuando no hay deberes los niños amplían información voluntariamente.
  • Están estandarizados mientras que las necesidades de los estudiantes son variadas.
  • No hay demostración de que fomenten los hábitos de estudio, la responsabilidad (casi nunca se les permite decidir si tienen deberes, cuantos o de qué tipo) la gestión del tiempo  (los padres son quienes deciden cuando hacen los deberes sus hijos), obediencia…
  • Los niños pueden mejorar su capacidad de desarrollar planes y concentrarse en una tarea hasta terminarla sin necesidad de deberes participando en las tareas domésticas.
  • Si se multiplica el número de alumnos en el aula por el tiempo que le lleva al profesor leer y evaluar adecuadamente la tarea de cada estudiante, podemos ver por qué los profesores que mandan deberes de forma regular suelen ser incapaces de revisar con detalle el trabajo de sus alumnos. Esta falta de tiempo crea una poderosa presión, no solo para mandar las mismas tareas a todos los niños de la clase  sino para mandar el tipo de deberes de menor interés -los que se pueden corregir rápidamente-

Más info:

El mito de los deberes

Malditos deberes

Anuncios

3 pensamientos en “Contra los deberes

  1. Pingback: Educación finlandesa | Duarte falcó

  2. Pingback: Juego y educación | Duarte falcó

  3. Pingback: Por qué el sistema educativo es un fracaso | Duarte falcó

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s