Los mensajes subliminares

Los mensajes subliminares son mensajes visuales, auditivos o de algún otro tipo sensorial que se registre por debajo de nuestro nivel de percepción consciente por lo que son percibidos inconscientemente.

El término lo inventó el profesor James Vicary cuando realizó un experimento que consistió en proyectar en un cine las frases “Bebe Coca-Cola” y “Come palomitas de maíz” durante 3 milesimas de segundo cada 5 segundos en cada película. Supuestamente las ventas de Cocacola aumentaron un 18,7% y las de palomitas un 57,8% pero más tarde se repitió el experimento y resultó ser mentira por lo que no se ha comprobado la efectividad de estos mensajes.

Ejemplos:

Estudios sobre la efectividad de los mensajes subliminares:

– En 1990, investigadores de la Universidad de Harvard analizaron el comportamiento de 47 personas de entre 60 y 85 años. Les dividieron en 2 grupos y les  mostraron una secuencia rápida de palabras durante milésimas de segundo: al primer grupo le mostraron palabras como sabio, astuto y talentoso; al segundo grupo palabras com senil,  dependiente y enfermo. El objetivo era ver si había algún cambio en su forma de andar y se descubrió que el paso del primer grupo aumentó un 10%.

– Dos investigadores demostraron que exponer imágenes de rostros sonrientes o adultos durante 16 milésimas de segundo incidió sobre la cantidad de dinero que estaban dispuestos a pagar por una bebida (el doble).

– Sean Polyn (Universidad de Pensylvania) demostró que el cerebro humano es capaz de recordar imágenes antes de que ellas se registren en la conciencia. Lo hizo mediante imágenes de celebridades, lugares famosos… que demostraron que podían recordar antes la categoría (celebridad) antes que el nombre asociado a ella (Jack Nicholson).

– Investigadores mostraron a fumadores imágenes con 2 características en común: 1)típicas de anuncios de la época en la que no estaba prohibido anunciar tabaco. 2)no había ninguna imagen de un cigarrillo o logotipo en ninguna parte. Eran imágenes como un vaquero, 2 hombres al galope, un todoterreno a toda velocidad, una puesta de sol de color rojo, Ferraris de color rojo vivo….Durante 2 meses vieron este grupo de imágenes y otro con imágenes explícitas como el Hombre Marlboro, Joe Camel en su moto y logotipos de ambas marcas. Comprobaron que en ambos grupos se produjo una actividad inmediata en la zona de el ansia pero que con las imágenes sin logotipos ni cigarrillos producían todavía más ansia. La explicación es que al no mostrarse como un anuncio los fumadores bajaban la guardia y ni pensaban en los efectos negativos de fumar.

Libros:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s