9 malos argumentos para defender el aborto según un abortista

José Luís Ricón ha escrito varios artículos en su blog Artir contra el Mundo en relación al aborto. Uno de ellos trata sobre los malos argumentos usados para defender el aborto. Por supuesto hay muchos más pero él destaca estos 9:

  1. El aborto reduce el crimen: Supongamos que la proposición es cierta. (Y hay ciertos papers científicos que si bien tienen sus críticos, le dan la razón) ¿Sería suficiente como para justificar el aborto? En cualquier caso, sólo podría proveer de una razón poderosa para contrarrestar el derecho a la vida del feto, sin decir nada de si el aborto es inmoral o no. Planteemos el siguiente ejemplo:  Un niño de 5 años. Un botón. Si pulsas ese botón, el niño muere, y a cambio la criminalidad en la ciudad de residencia del infante cae en un 10 o 20%. Posiblemente se salven decenas de vidas. ¿Estaría bien matar a ese niño? Parece que no. Podría argumentarse entonces que un feto no es un niño ya crecido, cosa que es cierta. Pero entonces es conceder que este argumento es falaz y pasar a otra cosa. Si el aborto está mal, el hecho de que reduzca algo el crimen no bastaría como para permitirlo, salvo quizás si la reducción del crimen fuese extremadamente elevada tal que nos llevase a una sociedad donde el criminal fuese una rareza. Not the case
  2. Nosotras parimos, nosotras decidimos: Más que un argumento, es un grito de guerra de ciertos sectores proabortistas y per sé no dice gran cosa. Sin embargo, hay un argumento detrás, que viene a decir que dado que la mujer es quien soporta la carga del embarazo, debe decidir sobre el mismo. Pero por esa lógica también podría decir que los padres podrían colectivamente alegar que “Nosotros criamos, nosotros decidimos”, y justificar así el infanticidio. A esto se respondería nuevamente que no es lo mismo un niño que un feto, pero entonces pasaríamos a otro argumento diferente
  3. Si se ilegaliza el aborto, éste se dará igual, pero en condiciones más arriesgadas: De igual manera, si el asesinato fuese legal y se ilegalizase, seguiría habiendo asesinatos, y en condiciones más arriesgada ya que habría riesgo de cárcel. Pero nadie justificaría así la no-prohibición del asesinato. Sí, las madres que abortasen lo harían en condiciones más arriesgadas. Y si el aborto fuese inmoral, tal cosa no sería más problemática que el caso de los asesinos. Aunque para ciertos casos donde esté probado más allá de toda duda que la vida de la madre corriese peligro, seguramente estuviese permitido, pero eso nos llevaría al punto 9
  4. El feto no es un ser humano, y por tanto no tiene derechos: El feto tiene ADN de homo sapiens sapiens. Y el feto, en cierta etapa de su gestación, comienza a ser un ser humano en tanto tiene ciertos órganos diferenciados, forma humana y otra serie de rasgos. Es mucho más debatible que una mórula o un cigoto sean un ser humano, por otro lado, así que para ese par de casos la primera parte del argumento podría valer. La implicación no. Ser un ser humano no te da derecho alguno, como ya dije en el post anterior.
  5. Nadie te obliga a abortar, si crees que está mal, no abortes: Es un caso que ya apunté en el primer post . Este argumento trata de afirmar la conclusión a la que quiere llegar, afirmando que el aborto es algo moralmente irrelevante. Y no lo es. Ahí está el ejemplo que di del asesino y de que si no te gustan los asesinatos, no asesines. Un absurdo.
  6. Los que están en contra del aborto son sólo religiosos, que tienen una visión sesgada del tema: No es del todo cierto. Vale que los que están en contra del aborto sean en su mayoría religiosos, según encuestas, y que a menos religiosidad más apoyo al aborto. Pero eso como argumento es un puro ad hominem. El estatus moral del aborto no depende de quienes estén en contra o a favor.
  7. El feto es un invasor de la propiedad de la madre (Murray Rothbard )Llegamos a uno de mis preferidos, un argumento enunciado por Murray N. Rothbard (y otros) que parte de afirmar que nuestros cuerpos nos pertenecen. Nada problemático. Aparentemente. Este argumento tiene dos variantes: la primera dice que el feto es propiedad de la madre y que puede deshacerse de él como quien se deshace de un tumor. Otra, que el feto es autopropietario, pero que al invadir la propiedad de la madre, su cuerpo, puede ser expulsado. En ambos casos, dice, el aborto estaría justificado. En el primero porque es propiedad de la madre y uno dispone de sus propiedades según le venga en gana. ¿Pero entonces cuando nace ya no es propiedad de sus padres? La respuesta de Rothbard es que en el nacimiento se convierte en autopropietario y que los padres sólo tienen autoridad sobre él como una suerte de guardianes, pero que el niño es libre de irse del hogar cuando quiera. La respuesta parede un tanto cogida con pinzas. ¿Por qué el nacimiento? ¿Hace falta ser una individualidad para ser autopropietario? ¿Conectarste a otra persona para hacer una transfusión de sangre, digamos, te hace dejar de ser autopropietario y te priva de derechos? Nonsense. El argumento prosigue para afirmar que los padres pueden dejar morir de hambre a sus hijos legítimamente, pero ese es otro tema que lleva el absurdo moral a cotas nunca antes vistas, y desprestigiando de paso al liberalismo en general. El otro argumento es algo mejor: se asume que el feto es autopropietario, pero que está infringiendo la propiedad de la madre. Es como si nos encontrásemos a un invasor dentro de casa. Podríamos justificadamente expulsarle, dice Rothbard, pero evitando matarle salvo que fuese la única manera de hacerlo. Sólo dejarle morir en el exterior. La madre no puede haber firmado ningún contrato con el feto por el que se comprometa a nada con él, ya que entre otras cosas el feto no es capaz de entender el concepto de contrato siquiera. Es la misma lógica que en el argumento anterior llevaría a la permisibilidad moral de dejar morir de hambre a los niños. Hay dos posibilidades: O dejar morir de hambre a los niños está bien o tenemos obligaciones morales para con los demás (Al margen de que exista una ley para hacerlas cumplir) sin que medien derechos de propiedad de por medio. Creo que aceptar lo primero es hacer una refutación al absurdo de la ética rothbardiana y que lo segundo es bastante más razonable
  8. La libertad reproductiva, el aborto, es un derecho de la mujer: Una consigna, más que un argumento, que realmente lleva detrás un refrito del 2. Si el aborto está mal, una mujer puede tener derecho a elegir con quién tener relaciones, pero no derecho a elegir sobre la vida de otros, que sería el caso.
  9. El aborto puede salvar vidas: Y si el aborto es inmoral, quitarlas también. Este argumento sólo lograría despenalizar el aborto para aquellos casos en los que estuviese probado más allá de toda duda el riesgo para la vida de la madre, y ninguno más. Por otro lado, la tecnología médica con la que contamos hoy probablemente haya reducido estos casos (muerte por no abortar) enormemente.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s