La mayoría de europeos están a favor del aborto

mayoria-silencio

Un estudio realizado por la Fundación BBVA en 10 países europeo concluye que  el 46% de los europeos está a favor del aborto y el 34,3%, en contra.
siendo Suecia el país que más lo tolera (el 83,6 por ciento), seguido de Dinamarca (82,1), Países Bajos (66,6), Francia (62,4), República Checa (52,5) y España (44% a favor y 39% en contra). El 16,1% resptante tiene una posición intermedia sobre la interrupción del embarazo.

Apoyo al aborto en Europa

Captura de pantalla 2013-06-19 a la(s) 00.26.15

     El apoyo o el rechazo a las leyes sobre aborto es un argumento frecuentemente utilizado tanto  por los partidarios del aborto como de sus detractores. Sin embargo, este es un argumento invalido por una sencilla razón: Que algo sea defendido por mucha gente no significa que esté bien: ” El derecho a la vida no es una concesión que ha de hacer el Estado o la sociedad; es un derecho anterior al Estado mismo y a la sociedad. El derecho a vivir del nasciturus no depende de opiniones humanas. El Estado no puede amparar legalmente la licitud de dar muerte a un ser humano que ni siquiera puede defenderse.  Si bastasen las leyes o las mayorías para hacer moralmente aceptable cualquier cosa, estarían justificados los crímenes de Hitler que él amparó legalmente. ¿En función de qué interés el Estado o la sociedad va a sentenciar que un ser humano es digno de vivir y otro, por el contrario, de ser exterminado?” 

Creer que porque una opinión la comparte la mayoria, esta es más aceptable se basa en un   argumento ad populan:

Es un argumento falaz que concluye que una proposición debe ser verdadera porque muchas personas lo creen así. Es decir, recurre a que «si muchas personas lo creen así, entonces será así». En ética el argumento falaz sería «si muchos lo encuentran aceptable, entonces es aceptable».. Es una falacia porque el mero hecho de que una creencia esté ampliamente extendida no soporta o no la hace necesariamente correcta o verdadera. Esto se basa en que si una opinión individual puede ser incorrecta, entonces la opinión sostenida por muchas personas también puede serla. La veracidad o falsedad de una afirmación es independiente o no reside en el número de personas que creen en ella. Esta falacia se usa mucho en publicidad. Esto es una afirmación falaz. Sin embargo, la ciencia trabaja sobre la prueba, no sobre el voto popular, así es apropiado fijarse más en las pruebas que se presentan más que en el número de personas que lo afirman o lo niegan. Esto lleva a que los resultados en democracia no pueden catalogarse como buenos o malos por el número de votantes tan solo se puede afirmar que el resultado es el que el mayor número de personas quiere y eso en democracia debe ser suficiente. Votar por una solución o voto popular como método para saber si una afirmación es cierta o falsa es falaz e incorrecto. Un espectador de un juicio que observa una votación y no los argumentos no puede deducir después de la votación o por el resultado si lo votado es cierto o no. Esto es así porque la votación pudo haberse llevado a cabo a través de los prejuicios y no a través de los argumentos. De igual manera si la lógica es llevada solo a través de argumentos sólidos no sería necesaria la votación. Tanto la democracia como los juicios no obvian esto sino que simplemente hacen la falacia irrelevante definiendo leyes que son subjetivas más que objetivas. Es decir, no se trata de hallar la verdad o lo mejor posible sino de encontrar una solución que agrade a la mayoría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s